Organizaciones feministas se pronuncian contra los vientres de alquiler

Diversas organizaciones feministas se pronunciaron en contra de los vientres de alquiler o gestación subrogada. Asimismo, coincidieron en la necesidad de prohibir está práctica en México, al considerarla un retroceso social y una violación a los derechos humanos de las mujeres, pues elimina su identidad humana y las reduce a servir únicamente como vientre gestantes y aparatos de incubación.

Por su parte, la representante de CATWLAC* en México, Teresa Ulloa, señaló que este tipo de actividades refuerzan el poder patriarcal que tiene el control de incidir sobre el cuerpo y la vida de mujeres y niñas. Además, permite que sean otros quienes obtengan ganancias a costa de su capacidad reproductiva.

Laura Lecuona representante de Femmva** señaló que las instituciones u organizaciones que apoyan la regularización de la gestación subrogada, juegan con la idea de que parten del derecho a decidir de las mujeres, y por lo tanto, que son ellas quienes pueden elegir rentar su vientre. Sin embargo, no suelen mencionar las circunstancias por las que atraviesa una personas para verse en la necesidad de alquilar su vientre y al final, vender a su hijo.

Durante la conferencia titulada “Vientres de Alquiler: una mirada desde el movimiento feminista” también se contó con la presencia de Beatriz Gimeno, feminista española y Diputada del partido Podemos en la Asamblea de Madrid, quien habló sobre la experiencia de su país.

Gimeno explicó que en España se han instaurado leyes en torno a la maternidad subrogada de forma que no sea redituable ni posible alquilar vientres con origen en dicho país. Esto ha llevado a agencias e intermediarios interesados en el mercado a conectar con otros países con los se compaginen legalmente.

La diputada explicó que el tema no ha pasado por algún debate, pero ya se ha difundido a través de medios convencionales, publirreportajes y revistas del corazón como una actividad progresista. “Mostraron un mundo color de rosa sobre el tema de los vientres de alquiler: ricos y famosos aparecían en las portadas muy felices, todo bien”.

Sin embargo, para Gimeno la realidad es totalmente contraria: “el mercado lo que hace es poner a ricos y pobres en lugares distintos. Al ver que hay mercado y demanda los pobres se ven obligados a vender lo que el rico quiere comprar, al precio que quiere comprarlo”.

Además, en el país europeo ya se llevan a cabo ferias, en las cuales se entregan folletos en los que se mencionan las garantías que se ofrecen luego de alquilar un vientre: ante la muerte de la gestante, se brinda la posibilidad de un segundo bebé por el mismo precio. Incluso hay paquetes de diferentes costos y con diversas características, incluyendo los rasgos físicos de la mujer embarazada, según contó Gimeno.

Finalmente, Magali Terraza de la organización feminista Rosas Rojas advirtió que en México, el tema de los vientres de alquiler ha estado silenciado por intereses económicos y políticos. Son pocas las organizaciones las que están tratando de llevarlo a debate y de visibilizar su existencia, añadió. Terraza consideró necesario debatir el tema, pero también dar prioridad al entendimiento de la raíz y las razones verdaderas por las que algunas mujeres se verían orilladas a alquilar su vientre.

*Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe.

**Feministas Mexicanas contra Vientres de Alquiler.