Las esferas de Tlalpujahua: un aliento artesanal

Miles de  familias en México y el mundo adquieren y utilizan las esferas en temporadas navideñas como elementos decorativos con el fin de dar a sus hogares un ambiente festivo. Estos adornos, en su mayoría, provienen de fábricas de países industrializados, pero otros más dichosos, son los elaborados en Tlalpujahua y manufacturados en pequeños talleres familiares de manera artesanal, lo que otorga un valor extra por la calidad de las piezas.

Taller familiar

Aunque el uso es meramente decorativo, las esferas son objetos que deben ser comprendidos como un pequeño fragmento del aliento de un artesano, del esfuerzo creativo de un decorador, y no simples productos efímeros resultados de la globalización que nos caracteriza en el siglo XXI.

Tlalpujahua de Rayón

Se ubica al noroeste de Michoacán, cuenta con 28 mil habitantes y la mayoría se dedica al trabajo artesanal. Hasta los años 50, el pueblo se dedicaba a la minería, sus habitantes trabajaban en el yacimiento Dos Estrellas que funcionó a lo largo de tres siglos, de donde se extraía oro y plata.

Cuando cerró la mina, muchas familias tuvieron que emigrar en busca de oportunidades económicas. Tal es el caso de la pareja formada por Joaquín Muñoz y María Elena Ruiz, quienes viajaron a Estados Unidos, y en Chicago, consiguieron trabajo en una fábrica de árboles navideños.

A su regreso en 1964, la familia estableció un pequeño taller en la ciudad de México que producía árboles navideños. Surgió entonces la idea de elaborar esferas de vidrio soplado, tiempo después el señor Joaquín regresó a Tlalpujahua, donde inició la producción de esferas de manera artesanal.

Esferas

Más tarde, se establecieron diversos talleres que imitaron el giro. Con el tiempo se incorporaron al mercado local nuevos elementos decorativos como complemento a los enceres navideños, por ejemplo, adornos de alambrón y piezas de cerámica.

¿Cómo se hacen las esferas?

Las esferas de Tlalpujahua son elaboradas con distintas técnicas y materiales: vidrio de diferentes calibres, aluminio, lacas, solventes, nitrato de plata, diamantinas, pinturas, pegamento, fuego y aire. La producción de las esferas se da a través de la especialización del trabajo: inicia con el maestro soplador de vidrio que le da forma a la esfera a partir de un tubo de vidrio, después intervienen plateadores y decoradoraes, finalmente los encasquilladores.

Existen dos tipos de plateado, el artesanal y el semi industrializado. El artesanal consiste en meter las esferas en un cazo con nitrato de plata y otros elementos como el aluminio, amoníaco y ácido sulfúrico, componentes que dan el color plateado a las esferas. Después, las esferas se lavan para quitar cualquier residuo de nitrato de plata. El plateado semi industrializado, permite pintar alrededor de 700 u 800 esferas al mismo tiempo.

Los artesanos de Tlalpujahua realizan más de 200 formas y tamaños de esferas.  El pintado consiste en sumergirlas en un recipiente con diferentes lacas y pinturas. Después del pintado se ponen a secar debajo de lámparas de calor que sirven para acelerar el proceso.

Artesano

El decorado de las esferas se realiza de manera manual, se utiliza pinturas, pegamento blanco, diamantina y anilina. La creatividad de los artesanos del “pueblo de la navidad” queda demostrada por que a la fecha han inventado más de  mil 200 decorados para sus esferas. El encasquillado consiste en quitar la vara de vidrio de la esfera para colocarle un capuchón circular con un alambre.

Tlalpujahua y la globalización

Entre 1980 y el año 2000, Tlalpujahua se vio beneficiada por la relación comercial con Estados Unidos. Sus productos alcanzaron a comercializarse en cantidades tan grandes como 70 millones por año. La ocupación del nicho de mercado dedicado a la Navidad llevó a que se reconocieran como los “creadores de la magia de la Navidad” a nivel mundial.

Diseños

Con la introducción en el mercado de productos chinos, elaborados con plástico, las fábricas más grandes de Tlalpujahua adornos Navideños y FIMAVE, disminuyeron su producción en más del 90%, dedicándose ahora sólo al mercado nacional. A la fecha sobreviven muchos talleres familiares dedicados también a la esfera. Otros habitantes desde 2005 se  han dedicado al turismo por el nombramiento de Pueblo mágico.

También los artesanos han tenido que diversificar de sus productos, es decir, haciendo desde frutos de cristal, animales, flores, recuerdos para bodas, quince años, entre otros. Son productos que ahora brindan la oportunidad de generar nuevos beneficios económicos a la comunidad.

feria-de-la-esfera-tlalpujahua-2016

La alta calidad de sus creaciones va encaminada a la búsqueda de una nueva estabilización del mercado. Desde hace 10 años se han dedicado a venderlos  en el país. Además, desde hace 17 años, se realiza entre octubre y diciembre la Feria de la Esfera, que es una nueva oportunidad para que estas creaciones se inserten de manera benéfica en un mercado internacional.

Imágenes e información: INAH