Desaparece Sergio Rivera Hernández, defensor comunitario de derechos humanos de Puebla

Redacción

La información que hemos recibido indica que el día 23 de agosto alrededor de las 18 horas, Sergio Rivera Hernández circulaba en su motocicleta sobre la carretera que lleva de Tepexilotla a su comunidad (Tepetolonzi), perteneciente al municipio de San Pablo Zoquitlán, Sierra Negra de Puebla. Según testigos, era perseguido por una camioneta Nissan color negro de caja seca, con una leyenda escrita que decía “Rompiendo madres”. Posteriormente, su motocicleta fue encontrada arrollada en el camino, sin ninguna señal de él; se realizó una búsqueda por la zona, sin éxito alguno. Hasta hoy, sábado 25 de agosto, Sergio continúa desaparecido.

Estos hechos ya han quedado debidamente asentados en la carpeta de investigación CDI-2095-Tehua, la investigación quedó adscrita a la región suroriente de Tehuacán, Puebla.

De acuerdo a la La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT), Sergio ya ha sido víctima de agresiones, golpes e intento de asesinato en dos ocasiones previas, las cuales fueron denunciadas públicamente y ante la Secretaría de Gobernación. Como defensor comunitario de derechos humanos, ha estado al frente de la resistencia contra el proyecto promovido por la Secretaría de Energía en la región, que pretende favorecer a la Minera Autlán sin el consentimiento de las comunidades afectadas. En repetidas ocasiones, este corporativo minero ha sido denunciado por mantener una red de complicidad con el crimen organizado, cuyo objetivo es intimidar, amenazar y coaccionar a la población para que acepten la construcción de un sistema de hidroeléctricas.

Asimismo, se ha señalado al presidente municipal de Zoquitlán, Fermín González León, de filiación perredista, de estar al servicio de la empresa minera para abrir el territorio a los mencionados proyectos hidroeléctricos que amenazan los ríos Coyolapan, Huitzilac y Tonto. Este alcalde, que es profesor de educación indígena, fue denunciado durante la jornada electoral pasada por mantener en Cuaxuxpa armas de alto poder, dinero y papelería electoral, con el fin de operar políticamente para Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle. El jueves 28 de junio, en el contexto del proceso electoral, Sergio fue encañonado por personas cercanas a la presidencia municipal de Zoquitlán, también lo amenazaron con asesinarlo si denunciaba los hechos; sin embargo, tuvo el valor de presentar la denuncia correspondiente. Hasta el momento no ha habido respuesta de las autoridades.

La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos (conformada por 85 organizaciones en 23 estados de la República mexicana) exige:

  • Que las autoridades federales y estatales correspondientes, tomen las medidas pertinentes, con carácter de urgente, para encontrar con vida a Sergio a la brevedad posible.
  • Que se generen las condiciones necesarias para que Sergio continúe ejerciendo su derecho a defender derechos humanos.
  • Alto al hostigamiento a las comunidades que se oponen a la instalación de megaproyectos en su tierra y territorio, así como a las personas defensoras que les acompañan
  • Que el Estado mexicano tome las medidas conducentes para garantizar la vida e integridad de las personas defensoras y comunidades organizadas de la región.
  • Investigación pronta, efectiva y eficaz de los hechos denunciados.