Actividades que la gente ha dejado de hacer por miedo a la inseguridad

El miedo se carga en la mochila de los estudiantes, en el bolso de las madres y en el asiento del copiloto, pero la gente simplemente no se detiene. Sin embargo, hay cosas que algunas personas han dejado de hacer, y medidas de prevención que han tomado cada vez de manera más enérgica, producto del aumento de la inseguridad en el país. Así lo muestra la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) 2016, que cada año presenta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

***

El estudio analiza  la percepción social respecto a la seguridad pública y el desempeño de las autoridades a nivel nacional, por entidad federativa y áreas metropolitanas. En dicho estudió se aprecia el impacto que la delincuencia a tenido en la vida diaria de los hogares mexicanos.

***

Las principales medidas que las familias han tomado para protegerse son: cambiar o colocar cerraduras y/o candados, cambiar puertas o ventanas y colocar rejas o bardas. Sin embargo, estas medidas parecen no ser de gran ayuda, pues la casa es de alguna manera el espacio donde la población puede sentirse más segura, en comparación con otros lugares.

***

Las zonas que representan un mayor peligro para los ciudadanos son: El cajero automático en la vía pública, el banco, el transporte público, la calle, la carretera, el mercado y el parque. Más abajo le siguen el centro comercial, el automóvil, la escuela, el trabajo y finalmente la casa. El ambiente es desolador, pues el 20% de la población indica no sentirse segura ni en su propio hogar.

***

Esta situación de alerta ha obligado a las personas a dejar de hacer ciertas actividades cotidianas, entre ellas: permitir que sus hijos menores de edad salgan de casa, usar joyas, salir de noche, llevar dinero en efectivo y tarjetas, salir a caminar, visitar a familiares, tomar un taxi, salir a comer, ir al cine, teatro o estadio, y viajar a otro estado por carretera.

inseguridad

Fuente: INEGI.